tu, yo y el

Mi instinto me ha llevado a seguirte,

y tus palabras van oprimiendo mis lunares

como esperando una respuesta,

y señalando territorio de agobiados besos tuyos

que en mi piel han caído presos

como recuerdo de por vida

a pesar de tu partida

y con el pesar de mis suspiros

y mis intentos de ir contra el mundo

y en contra de tus ojos,

que a veces parecen el mundo también

así son, pues, mis ganas de tener tu alma

al lado de mi cuerpo

y formar un ser con ellos

algo o alguien caprichoso de la vida

y superficial de vanidades

y vanidoso de su entorno

para pelear los tres primero

y derrocar a algún tirano

y suspender a los demás…

Sentimientos

 

Nunca me sentí sola

En la llanura

Nunca me sentí sola

En la espesura

Nunca me sentí sola

En la ternura

La soledad es amargura

Que se lleva dentro

Del alma como una

Quemadura

Arrancar la soledad

Es un rebusque

Que no mata de raíz aquel desvío

Sólo cuando me dejó el que era

Mi amor

Sentí como Gohete en su amargura

Pesar sobre mis hombros

La falta de ternura.

El tiempo ha escapado

En las aguas del río su bravura

Y yo me he quedado varada

Entre los juncos

De la desembocadura

No, no he dejado de respirar

En este sótano, porque se

Que al final está la luz

Esperando un nuevo día

Todo pasará como las lunas

Y los soles,

Lo que no pasará, esta dormido

Esperando lo arrastre la memoria

Al nuevo amanecer

Como un recuerdo que no hiere, no mata

Y puede ser devuelto al renacer o a la

muerte

Habrán nuevos y relucientes momentos,

Ya no serán aquellos que por discreta y en discurso

Llamé felicidad aún sin llamarse así, ni en su memoria

Ahora sólo quedó del beso su amargura

Y de su figura la señorial

Que se desvanece en el concreto

De una lápida

Temprana en la frialdad del cementerio

Olvido los castigos de aquella monja

Allá en el colegio

Escrutando van mis ojos y mi alma

Para atisbar en su interior

Todo lo que fue un misterio

A los ojos mundanos y terrenos.

Si vine a esta vida

Fue a aprender

Y de morir no renacer será un placer

Si me voy sin enseñar

Lo que puedo escudriñar…

No alcanzaré el verdadero amanecer.

Hoy se rompieron los lazos

De la urdiembre

Que me ató con señuelos y embelesos

A tu vida de mentiras infernales

Gracias que no fueron terrenales

Y tus mentiras

Se pudrieron entre mujeres terrenales

Libre de las noches y días de tormento

Entre mentiras envueltas en sedas y perfumes

Entre sexo de prostíbulo barato

La calle se amplió en el firmamento

Y de lo tuyo sólo ha quedado

Aquel efímero momento

No hay huella ni marca en mi armadura

Que no sea la ternura de otras bocas, no la tuya

La tuya sólo me dejo una picadura

Con ponzoña narcótica y horrenda

Que se ha ido por la desembocadura

Del río que cruza aquel pantano

De tu alma inmunda y putrefacta.

 

Para que te quiero?

 

Ypyl-10N-1

Si eres causa de angustia y tristeza
en humildes hogares del mundo,
si con dolor ajeno das riqueza
lastimando al pobre en lo mas profundo;
si solo entregas placer mundano,
si por ti envidio a mi propio hermano,
¡Maldita fortuna!… ¿para qué te quiero?

Si no te importa  que viva en agonía,
en un viejo callejón de un solo caño
en el desértico arenal u olvidada serranía
o en un mísero rincón, sedienta de cariño;
si no te importa el niño o el anciano,
con tal que te produzca, para saciar tu hambre insano
¡Maldita fortuna!…¿Para qué te quiero?…

Tú, en el balcón de la indiferencia,
derrochando de grandeza que no te pertenece,
mientras caritas desnutridas, faltas de caricias
mendigan en el mundo desde que amanece;
si no me das lo que te sobra y falta me hace,
si ni el quejido de un enfermo te importa
¡Maldita fortuna!… ¿Para que te quiero?…

Tu ríes, ignorando las carencias del pobre,
aplaudiendo la indiferencia del rico,
con un falso orgullo que tu altivo rostro cubre,
Acaso no ves cuánto daño has hecho?..

yo te odio y te aborrezco; ¡Adiós riqueza!, 
¿Para qué me sirves?…prefiero ser mendiga
¡maldita fortuna!… ¿para que te quiero?

 

CARTA DE UNA MADRE

Zapatero_msn rajoy_msn

Algo perverso está sucediendo en los aprendizajes, en los valores, en las sensaciones de impunidad y en una permisividad que conduce al desastre.

Algo malo está pasando en los colegios donde profesores y alumnos son amenazados, humillados e incluso agredidos físicamente y no pasa nada.

Algo malo esta pasando cuando los padres de estos agresores los protegen e incluso ellos mismos acaban agrediendo a esos profesores, y no pasa nada…

Hasta que un día son ellos mismos los agredidos por sus propios hijos y es entonces cuando automáticamente los denuncian al juzgado del menor porque ya no son capaces de hacerse con ellos, pero no pasa nada.

Nuestros hijos menores tienen algún problema o más explícitamente algunos de nuestros menores tienen disfunciones en su comportamiento. No resulta normal que un grupo de menores, de niños de 13 y 14 años, se diviertan e incluso les produzca placer la violación de una niña, pero aún es peor si la niña es disminuida psíquica.

Algunos jóvenes se comportan como auténticos animales. Son niños con carencias educacionales, afectivas, de principio de autoridad, de sentimiento de culpa…

No son jóvenes con una psicología sana y seguramente la culpa no sea solo de ellos, sino también de la familia y su entorno social, los cuales tendrán que asumir su parte de culpa y analizar que valores, que convicciones y que modelo de sociedad están transmitiendo a esos niños.

Son jóvenes que debido a su minoría de edad son exculpados e incluso si tienen menos de 13 años no tienen que cumplir ningún castigo y vuelven de rositas a sus casas, con sus padres, cuando su acto delictivo ha sido el de un adulto.

Sin embargo, la exculpación no puede ser la solución, sino que ha de inculcarse en ellos la obligación de que asuman sus actos como algo detectable, algo inmoral que afecta al resto de la sociedad.

El caso mas claro de que este tipo de exculpación no asegura la reinserción es el de “El Rafita”, principal instigador y actor, en el caso de Sandra palo, que tras su libertad ya ha perpetrado unos cuantos robos y eso que, teóricamente, está bajo vigilancia.

La ley del menor, aprobada en el año 2000 y que ha sido ya modificada en cinco ocasiones, habría que cambiarla. ¿Como se puede permitir que un niño con 13 años participe sin responsabilidad penal en una violación, un asesinato o un atraco cuando con esta misma edad es responsable de sus actos para poder comprar, sin receta, la píldora del día después? ¿ó con 16 años tiene capacidad para decidir interrumpir el embarazo sin contar con la aprobación de uno de sus progenitores o tutor legal? ¿acaso tienen la mayoría de edad? ¿donde y en que momento comienza la mayoría de edad?… por que según yo veo en unos temas son tratados como mayores, como autosuficientes, pero para ejercer el derecho del voto parece que maduran mas tarde.

Y ahora, analizando la situación de los progenitores, me pregunto: ¿ como una madre o padre puede soportar cruzarse día a día con el asesino ó violador de su hijo/a y ver que el culpable está libre mientras a el/ella le han matado o destrozado a su hijo/a?.

!Luego no nos echemos las manos a la cabeza si algún padre/madre prende fuego o mata a la persona que física o psicológicamente ha destrozado a su hijo/a o incluso la ha matado!

¡Sres. legisladores demuestran muchas contradicciones a la hora de tratar a nuestros menores y otorgarles responsabilidades!