ven

¡Ven!, mírame fijamente a los ojos,

provócame con miradas desafiantes,

sedúceme y cautívame con esos movimientos

felinos, cadenciosos, sensuales…

¡Ven!

mírame,

acércate,

bésame,

tócame…

Pon tu corazón sobre el mío y después todo tu cuerpo,

abandonémonos a la pasión,

encaminándonos al final mágico,

dejemos que el mundo se consuma

fuera de infierno de nuestra locura apasionada.

¡Ven,!

obsérvame y

piérdete en mi mirada

que quema,

que grita y abrasa

cuando tu me amas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s