La ausencia

La ausencia del reloj me ha guiñado el ojo,

Me invita a correr por sus campos sin principio ni final,

A confundir la noche con el día,

A soñar despierta y construir dormida,

Alejándome de la afluencia de tantas máscaras y

De tantas invenciones innecesarias,

Tal vez el me libere de la complejidad de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s