ni eres… ni serás

 

No eres tú, desde luego,
aquel desdén que veía bajar,
aquella droga que me anestesia
aquella hoja marcada por el paso de un caminante.
No eras tú ahora lo sé
aquel divino vuelo de vientos enfurecidos,
aquella rosa marchita guardada en un libro de versos
aquel misericordioso ser que dice te quiero.
No serás tú, estoy segura,
quien secuestre mi alma perdida en deseos
quien se esfume con mi cariño al más allá,
no serás el hombre a quien cobije con un te amo,
no serás el fuerte golpe que me marque por muchos años.
No eres el vino tinto que degusta el paladar,
no eras la palma de una mano cansada de acariciar
no serás lo que pensé que serías para mí,
aquel sueño prisionero que de mi ser no lograría salir
ni dejaría de existir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s