Desamor

Sentía,

sentía que tu mano era mi caricia,

sentía que tu sueño era mi deseo,

sentía que tu mirada era mi descanso,

sentía que tu nombre era mi canción,

sentía que tu boca era mi refugio,

sentía que tu alma era mi regalo.

Sentía que existías,

sentía que vivía para amarte.

Te contaba mis deseos en tus labios,

el placer era mi arma para soñar,

recorría tu alma

y secuestraba tu amor.

Pero… ahora ya no hay rescate:

sólo queda el desamor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s