sola

No estoy sola,

solo que no hay nadie;

pero guardo en mi teléfono

la voz del amigo

que nunca me llamó

y letras cobardes de cartas

que alguien nunca me escribió.

No estoy sola, que estoy conmigo.

Y conmigo está mi sombra.

Y con mi sombra

se arrastran todos los momentos

y todos los minutos y todas las horas

que conmigo nunca compartiste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s