Tiempo de Reflexión

Recientemente recibí un mensaje en el que un autor al cual yo le había cogido un poema llamado “las  siete palabras” me sugería que le publicase un nuevo poema. La verdad es que me encantó la idea por lo cual le respondí que estaría encantada de publicárselo y aquí está, su autor es Orlando Castellanos. Espero que os guste y que a él también le guste. Un saludo a todos mis lectores y lectoras.

 

clip_image002

 

En tiempo que siempre vuelve

de acuerdo a su tradición

el mundo con emoción

celebra “Semana Santa”.

Tiempo gris y tiempo triste

Porque dice el calendario

que conmemora el Calvario

con su pasión sacrosanta.

Tiempo triste porque fue

donde murió el Salvador

mostrando su eterno amor

por toda la raza humana.

¡Y en medio de tales horas

signadas por su trasfondo

me sumerjo en lo más hondo

de la reflexión cristiana!

Una reflexión sincera

para poder comprender

lo que se puede aprender

del misterio de este mundo.

Hoy pienso en la paradoja

de muchos seres humanos

que con propósitos vanos

confunden lo más profundo.

¡En todos los imprudentes

que con veloces carreras

siembran hoy las carreteras

con sus víctimas y cruces!

¡En los que van de paseo

tramando con ansiedad

vivir la cruel vanidad

con placeres y sin luces!

En los que no van a un templo

por temor a ser tratados

como santos sin pecados

de nuestra gran sociedad.

En aquellos que aparentan

una vez por todo el año

vivir su vida de engaño

con su falsa cristiandad.

¡Qué ridícula sin duda

es hoy la farsa de aquellos

que demuestran con mil sellos

un cristianismo sin vida!

Pero es peor todavía

el hallarse indiferente

al sacrificio valiente

por la humanidad caída.

Es una vulgar blasfemia

vivir en la oscuridad

rechazando la verdad

por no buscar a Jesús.

¡Más como Dios es amor

nos ofrece salvación

cuando con toda pasión

meditamos en la Cruz!

En medio de reflexión

descubrimos con heridas

que sin Cristo nuestras vidas

no valen más que la muerte.

Y aprendemos con tesón

que en la Cruz del Salvador

siempre encuentra el pecador

a la esperanza más fuerte.

¡Hoy revela nuestro Dios

que ya el gris y la tristeza

se cambiaron con presteza

por la gloria de Jesús!

Por la feliz consecuencia

de su eternal redención

cambió tristeza en canción

y el gris en su clara Luz.

¡Por eso a Dios le decimos

con un profundo sentir

que no queremos seguir

crucificando al Señor!

¡Y con valiosa promesa

convertida en oración

termina esta reflexión

en la “Semana Mayor”!

Autor: Orlando Castellanos Morales

(Trujillo, Venezuela)

alumnocastellanos@hotmail.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s