… Y la vida continua

 

Esta noche me senté a la orilla del río
para que mi llanto se pierda en sus aguas
cuando las penas de mi alma desvelen su misterio
de amarguras lacerantes, como encendidas fraguas…

La clara luna en el cielo destellaba
su blanco vestido de novia primorosa
cuál sombría nube a mi mente llegaba
nostálgico recuerdo de mi vida amorosa…

Junto a una lágrima que dolida caía
revivió en mi, la angustia de aquella despedida
cuando en actitud, que al más valiente humillaría
te marchaste, entre  las sombras que te confundían…

Me sentí morir de impotencia y de dolor
mi débil esperanza rodó por la pendiente
el jardín de mis amores perdió su color
mis pesares sollozaron bajo el puente…

Hoy, que el tiempo ha curado  las heridas
de este corazón que te amó sin medidas
levanto mis ojos hacia un nuevo horizonte
y un hermoso mañana se dibuja en mi mente…

Hoy  comprendí que en el largo viaje de mi vida
solo fue un recuerdo triste, y no te culpo
una espina… que el divino supo
sembrar en mi camino, para entender la vida..

Hoy comprendí, que en esta vida de las prisas :
aunque el mundo viva ausente de sonrisas
aunque la luna dejara de alumbrar
aunque lastimen nuestras ansias de amar
y el artista su dolor no pueda callar,
que la vida debe continuar…..

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s