DOMINGO

 


Hoy es domingo. A la caída de la tarde el cielo gris que entreveo desde el sillón quiere llover, pero no llueve.

Me resuenan, aún, las últimas palabras que el auricular ha dejado en mi oído:


-“¡Tu eres fuerte! – me dicen -eres tan fuerte-… ¡Tú puedes con todo!,

pero… ¿Quién pudiera ?”

¿Quién pudiera? ¿Quien quisiera?

¿Quien puede? ¿Quién quiere?

No sé cuándo, cómo, por qué o por quién fui fuerte un día,

pero ya no quiero

¿Querer es poder?

¿Dejo de ser fuerte sólo por mi voluntad de no serlo ya?

¿Sabré?

Quizás es como nadar o montar en bici y no lo olvidaré nunca.

Pero…

¡repudio mi supuesta fortaleza!,

¡no la quiero!,

‘¡no acudáis a ella, por favor!,

sólo es un trozo de recuerdo en un sillón, un domingo sin sol. Nada más .

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s