donde te encontré

 

Entre la oscuridad,

entre marionetas que el pecado lleva,

entre calles frías y personas heladas,

entre una guerra que desgarra los engranajes de la ansiedad.

entre demonios de angelicales rostros,

entre mentes vacías con mascaras de tisú.

me encontraste una tarde descubriendo un corazón que se parece al tuyo…

Encontraste mi rostro que lo dibuja un poema y no un retrato…

como no soñarte?

como no extrañarte?

como no amarte?

como no extrañarte?

Entre tanta mentira,

entre tanto delirio,

entre sombras oscuras,

entre débiles sueños,

entre tanta falta de ternura,

entre restos de musas que no me hayan,

entre miedos que desembocan en cenizas de amores …

Entre censurados latidos de emoción,

entre un reloj que marcaba las horas armando años sin vida…

Te encontré una tarde descubriendo un corazón que se parece al mío…

Leí tu rostro que lo dibuja la ternura y no un retrato…

hoy puedes pensarme,

hoy puedes amarme,

también extrañarme,

como yo te extraño..

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s