CARTA DE UNA MADRE

Zapatero_msn rajoy_msn

Algo perverso está sucediendo en los aprendizajes, en los valores, en las sensaciones de impunidad y en una permisividad que conduce al desastre.

Algo malo está pasando en los colegios donde profesores y alumnos son amenazados, humillados e incluso agredidos físicamente y no pasa nada.

Algo malo esta pasando cuando los padres de estos agresores los protegen e incluso ellos mismos acaban agrediendo a esos profesores, y no pasa nada…

Hasta que un día son ellos mismos los agredidos por sus propios hijos y es entonces cuando automáticamente los denuncian al juzgado del menor porque ya no son capaces de hacerse con ellos, pero no pasa nada.

Nuestros hijos menores tienen algún problema o más explícitamente algunos de nuestros menores tienen disfunciones en su comportamiento. No resulta normal que un grupo de menores, de niños de 13 y 14 años, se diviertan e incluso les produzca placer la violación de una niña, pero aún es peor si la niña es disminuida psíquica.

Algunos jóvenes se comportan como auténticos animales. Son niños con carencias educacionales, afectivas, de principio de autoridad, de sentimiento de culpa…

No son jóvenes con una psicología sana y seguramente la culpa no sea solo de ellos, sino también de la familia y su entorno social, los cuales tendrán que asumir su parte de culpa y analizar que valores, que convicciones y que modelo de sociedad están transmitiendo a esos niños.

Son jóvenes que debido a su minoría de edad son exculpados e incluso si tienen menos de 13 años no tienen que cumplir ningún castigo y vuelven de rositas a sus casas, con sus padres, cuando su acto delictivo ha sido el de un adulto.

Sin embargo, la exculpación no puede ser la solución, sino que ha de inculcarse en ellos la obligación de que asuman sus actos como algo detectable, algo inmoral que afecta al resto de la sociedad.

El caso mas claro de que este tipo de exculpación no asegura la reinserción es el de “El Rafita”, principal instigador y actor, en el caso de Sandra palo, que tras su libertad ya ha perpetrado unos cuantos robos y eso que, teóricamente, está bajo vigilancia.

La ley del menor, aprobada en el año 2000 y que ha sido ya modificada en cinco ocasiones, habría que cambiarla. ¿Como se puede permitir que un niño con 13 años participe sin responsabilidad penal en una violación, un asesinato o un atraco cuando con esta misma edad es responsable de sus actos para poder comprar, sin receta, la píldora del día después? ¿ó con 16 años tiene capacidad para decidir interrumpir el embarazo sin contar con la aprobación de uno de sus progenitores o tutor legal? ¿acaso tienen la mayoría de edad? ¿donde y en que momento comienza la mayoría de edad?… por que según yo veo en unos temas son tratados como mayores, como autosuficientes, pero para ejercer el derecho del voto parece que maduran mas tarde.

Y ahora, analizando la situación de los progenitores, me pregunto: ¿ como una madre o padre puede soportar cruzarse día a día con el asesino ó violador de su hijo/a y ver que el culpable está libre mientras a el/ella le han matado o destrozado a su hijo/a?.

!Luego no nos echemos las manos a la cabeza si algún padre/madre prende fuego o mata a la persona que física o psicológicamente ha destrozado a su hijo/a o incluso la ha matado!

¡Sres. legisladores demuestran muchas contradicciones a la hora de tratar a nuestros menores y otorgarles responsabilidades!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s