QUE ES LO QUE ME ESTOY PERDIENDO?

 

Tumbados en la playa, sobre la fina arena, con el mar ante nosotros, bajo un sol que quema la piel… ¿somos conscientes de ello?

“Me despertó el canto de un pájaro en la ventana. Nunca había oído un sonido así antes. Mis ojos aún estaban cerrados y vi la imagen de un diamante precioso. Sí, si un diamante pudiera producir un sonido, sería así. Abrí mis ojos. La primera luz del amanecer se filtraba por las cortinas. Sin ningún pensamiento, sentía, sabía que hay mucho más en la luz que aquello de lo que nos damos cuenta. Aquella suave luminosidad filtrándose a través de las cortinas era el amor mismo. Mis ojos se llenaron de lágrimas. Me levanté y caminé por la habitación. La reconocía y sin embargo sabía que antes no la había visto verdaderamente. Todo era fresco, como si acabara de nacer. Tomé cosas, un lápiz, una botella vacía, maravillándome ante la belleza y la vividez de todo.

Aquel día caminé por la ciudad en total asombro por el milagro de la vida sobre la tierra, como si acabara de nacer a este mundo.” (El Poder del Ahora, Ekhard Tolle)

Muchos sentimos que algo se nos está escapando, que no estamos exprimiendo la vida, no nos centramos en disfrutar, no sabemos cómo sacarle todo el partido a “esos momentos”, los que se supone que nos vamos a llevar de este mundo. ¿Nos estamos perdiendo algo? No cabe duda de que el ritmo de vida actual no nos deja, en ocasiones, mucho margen. Nos sentimos atados a tantas cosas…

¿Soy realmente libre? Primero define LIBERTAD:

  1. Facultad que tiene el ser humano de obrar o no obrar según su inteligencia y antojo.

  2. Falta de coacción y subordinación: trabajo con total libertad.

  3. Confianza, franqueza: puedes contármelo con toda libertad.

  4. Falta de obligación: tienes libertad para asistir.

El que está enganchado al trabajo y al dinero no es libre, en cambio, el que trabaja para poder disfrutar de “esos momentos” sí lo es. El que se martiriza y se queja por tener que seguir las pautas marcadas es un esclavo, por el contrario, el que se sugestiona y busca la superación sin hacer de ello la razón de su existencia es libre! El que se queda anclado a una vida que detesta por miedo, por pereza, no es libre, pero el que es capaz de dar carpetazo, reinventarse y empezar de nuevo para cambiar las cosas es totalmente libre!

Si no eres libre difícilmente podrás disfrutar de nada pues tu situación vital existe en el tiempo, tu vida es AHORA. Encuentra el camino que te conduce a la vida, se llama el AHORA! Muchas veces sentimos que la vida se nos escapa, que nos pasa por encima y se nos va… ¿Nos estamos perdiendo algo? Muy probablemente nos lo estamos perdiendo todo!

Y es en ese momento cuando el pasado irrumpe, ¿y si lo hubiera hecho de otro modo? ¿y si me no me hubiera casado? ¿y si no…? Me perdí tantas cosas… Lo que hicimos en un momento dado de nuestra vida fue lo que en ese instante nuestra mente, nuestro corazón o nuestro estómago nos indicaron, no podía ser de otro modo…Y cuando no es el pasado, aparece el futuro, ¡socorro! ¿qué será de mí?

¿Qué nos estamos perdiendo realmente? ¿quieres saberlo de verdad? Si es así mírate bien en el espejo, por dentro, muy muy internamente, y también por fuera… pregúntate si eres capaz de disfrutar de la vida que te ha tocado vivir y que vives HOY! Con sus pros y contras, con sus buenos y malos momentos… si estás estrujando “esos momentos”, los que a ti, no a los demás, realmente te llenan. ¿Estás aprovechando? ¿Eres capaz de centrarte en esos instantes? ¿te tomas un poco de espacio para ti? Si es así, no te estás perdiendo nada!

A veces idealizamos la vida y nos hacemos a la idea de que debería ser una continua película de acción, aventuras y amor, cuando realmente la vida es monótona a nos ser que TÚ hagas que sea cada día algo especial.

¿Qué me estoy perdiendo?¿Qué me perdí? Pues todos aquellos instantes en los que no fuiste capaz de centrarte en ver, en oír, en sentir… cuando no disfrutaste de aquel plato de pasta porque estabas absorto pensando en el trabajo. Todos los días que no te has permitido divertirse porque las cosas no venían tal y como tú las habías planeado…

“En lugar de ‘observar al que piensa’ tu. puedes crear también una brecha en la corriente continua de la mente simplemente dirigiendo el foco de su atención hacia el Ahora. Vuélvase intensamente consciente del momento presente. Esto es algo profundamente satisfactorio. Por ejemplo: ser intensamente consciente del paso del aire que respira por sus fosas nasales; la temperatura fresca que tiene al estar entrando y tibia al estar saliendo… De esa forma Ud., al apartar el estar consciente desde su yo_profundo, por un lado; de la actividad de su mente, por otro, crea una brecha de no_mente en la que tu estás muy alerta y consciente, pero no pensando. Esa es la esencia de la meditación, del silencio interior. (El Poder del Ahora, Ekhard Tolle)

Silencio interno… ¿lograremos alcanzarlo? Al menos merece la pena intenarlo!

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s