A MIS HIJAS

 

04-08-06_1352

Llegaste, y aquí estás

como ráfaga de viento que te aturde

y emociona

y como arena de mar

que se queda pegada a mi cuerpo.

Viniste tras ser buscada,

viniste porque yo te quise

por que te deseaba

porque estabas en el mundo de los niños no nacidos

por que me hacias falta.

A mí no me tocaba todavía, eso creia yo,

y viniste y te quedaste y aquí estas

Con tu carita de Diosa y tu cabecita pelada,

En en mi regazo, acurrucada.

Hija mía,

A nadie amo igual

A nadie

Imposible.

Sécame las lágrimas,

gatita mia,

que siempre estaré a tu lado

para que no te sientas sola,

para que nadie te pueda hacer daño.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s