LA LUNA Y EL SOL

 

Cuenta la leyenda que en el séptimo día de la Creación, el Gran Dios dio por concluida la creación del mundo.

 

30340836_51788

 

“Padre mio que en el cielo estas

dame un mundo libre de indeseables,

libre de maldades y de pobrezas,

libre de odios y venganzas,

libre de racismo y de miserias.

Un mundo donde el eden reine

Donde todos seamos iguales,

donde solo haya igualdad,

donde la palabra mas fuerte que se escuche sea AMOR”.

Había creado la tierra por la que discurrían grandes y caudalosos ríos,  amplios  mares, hermosos  animales de muchas especies distintas, frondosas  vegetaciones que daban ricas frutas y vistosas flores, pero aun no estaba contento, sentía que le faltaba algo… Tras recapacitar tranquilamente descubrió había obviado algo, que aquello que le faltaba era la luz.


10321809_71914

 

Para lo cual decidió crear una gran estrella que alumbrara a todo el orbe. Así  fue como creo al Sol para que alegrara con su  energía a la Madre Tierra. Sol al principio fue feliz. El solo se encargaba de dar vida a la tierra. Mas llegó el momento en que comenzó a sentirse solo y comenzó a sentirse triste. Dios se dio cuenta que el Sol estaba  triste y le preguntó cuál era la causa de tanta tristeza, a lo cual sol le respondió que se sentía muy solo, que todos los seres de la creación tenían una pareja, menos él. Es por esto que Dios le otorgo a la Luna como compañera.

 

“Cuantas noches, tus juguetonas manos  recorrian mi ser,

y en un incansable ritual me hacias sentirme Afrodita,

cuando sedienta de amor me sumia en tu ser anhelante de mi.

Cuantas veces el alba nos sorprendio entre palabras de amor,

y cuantos dias aquel hasta mas tarde, nos sabia a triste adios,

un largo y frustrante adios solo mitigado por el recuerdo de tu llama,

llama que a la caida de la noche  resurgia cuan ave fenix de las cenizas”

 

Durante largo tiempo Sol y Luna fueron felices, muy felices, inmensamente felices, pero con el transcurrir del tiempo  su relación, poco a poco, se fue enfriando y Sol y Luna, de mutuo acuerdo, decidieron zanjar su relación  con una separación.

10549961_479856

 

Dios, como  Gran Juez, decidió  dividir el reinado del orbe, por lo que  repartió las horas del día  y la noche para que ambos pudieran reinar.

“Fue sencillo conquistarte,

tan sencillo amansar tus turbios ojos leoniles
y desdibujar tu vértigo sin prisas.

Tierno y fresco dulce vaso de rocío,

toda tuya siempre mío,

sin promesas falsas, como el aire libres.

Tanto, que  solo de pensarlo tiemblo,

tanto que, no me queda ya  pudor por confesarlo.

Sensación de caminar con pies descalzos

sobre  las primeras flores en la primavera,

sin tener porqué marcarnos metas,

tu me amas, yo te quiero,

pero mi  amor es con barreras

y tu lo aceptas,

Tu me amas yo te quiero”.

 

6 pensamientos en “LA LUNA Y EL SOL

  1. Me alegra que te haya gustado, aunque aún está sin terminar. Muchas gracias por tu comentario.

  2. Muchas gracias Valentina. Me encanta que te haya gustadon aunque aún está por terminar, pero llevo tiempo con problemas de inspiración. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s